SOLUCIONES BLOG

Insights...

El Big Data suma, la Inteligencia Geoespacial narra


Todo sucede en un tiempo y un lugar determinado. Todos los días, nuestras actividades cotidianas son sujetas de registro. Elijamos el medio que elijamos para transportarnos, somos la enésima observación de una base de datos que se renueva a diario. Ya sea como usuarios del metro, conductores de plataformas de transporte, repartidores de alimentos, médicos, oficinista o incluso como peatones, cualquier actividad existe como una observación potencial.

El concepto de Big Data, ha sido definido en torno a tres conceptos fundamentales: variedad, velocidad y volumen. La variedad refiere a la multiplicación de fuentes con capacidad de recolección y difusión de información, así como a la diversidad en cuanto a la estructura de la información, desde los registros convencionales, hasta datos no estructurados o semiestructurados; la velocidad implica el ritmo ininterrumpido de la información, generada en lapsos de tiempo cada vez menores, incluso en tiempo real, lo cual compromete al desarrollo o uso de técnicas que respondan a este tipo de demanda; por último el volumen es la característica con la que se identifica el Big Data, el manejo de cantidades tales de información que rebasan las decenas de terabytes o, incluso, los petabytes. Pero, ¿puede el Big Data cambiar mi negocio?

Hoy día existe un sinfín de fuentes, así como de tipos de información, por lo que para evitar errores en el diseño de una estrategia de negocio es indispensable partir de un diagnóstico claro de lo que necesita mi empresa. Un primer paso en esa dirección es situar la empresa en el mapa: sus calles, las características de las personas que viven o transitan en ellas; posteriormente, la información que se genera internamente se analiza a la luz del entorno en el que se desarrolla la empresa: su público objetivo, las características del área interés, etc; esta tarea no es fácil de realizar ni de dimensionar en un primer momento, pero es el primer paso de un análisis de Big Data más robusto.

El volumen de datos, característica identificable del Big Data, se recurre a procedimientos que, aunque se han vuelto más accesibles con el tiempo, requieren de un conocimiento especializado que logre, no solo poner en contexto sino descubrir cómo interactúan las observaciones con su entorno. La Ciudad de México ofrece el ejemplo perfecto de esta interacción, la relación entre sus habitantes y sus avenidas es conflictiva, el abordaje comercial de una observación aleatoria en insurgentes dependerá no solo de la altura de la avenida, ya sea la salida a Cuernavaca o los límites de la ciudad con el Estado de México, en la que fue registrada sino de la hora (no es lo mismo insurgentes a las 10 de la mañana que a las 6:30 de la tarde) y la dirección. La observación es mucho más que una coordenada.


¿Cómo usar el Big Data y la geografía a mi favor?


Piensa tu negocio en términos geográficos: estudia tu información desde una perspectiva geográfica y el papel que juega la ubicación en tu organización. Cuestiónate el número de preguntas y situaciones del día a día en las que la inclusión de la palabra donde juega un papel importante en la resolución.

Investigación: analiza los datos con los que cuentas, los datos que te otorga la operación diaria de la organización y dimensiona el alcance que adquiriría con un elemento geográfico añadido. La precisión es fundamental para cualquier organización, pero en términos geográficos, la precisión es crítica para obtener respuestas satisfactorias.

Alianzas estratégicas: las empresas que trabajan con location intelligence, DESCIFRA incluido, deberían juzgarse no solo por la tecnología y los datos que poseen sino por su capacidad de asistir al cliente en el entendimiento de modelos que no dependan exclusivamente del volumen de datos que reciben sino de una estrategia que premie una perspectiva más amplia, donde sea el contexto geográfico un actor crucial.


En conclusión, en la era del Big Data, las dificultades no se presentan en la acumulación de información sino en su interpretación adecuada.
La incorporación de un elemento geográfico busca ofrecer una narrativa integral que ofrezca respuestas claras y operables a las necesidades de quién las requiere. DESCIFRA ofrece soluciones de negocio con una narrativa clara. El Big Data suma, la inteligencia geoespacial narra.

Moises A. Silva

"Sin datos, sólo eres otra persona con una opinión." - W. Edwards Deming
http://descifra.mx/blog/El-Big-Data-suma,-la-Inteligencia-Geoespacial-narra/
×
×